Entre 1478 y 1833 miles de personas fueron detenidas, torturadas y ejecutadas porque sus creencias religiosas no estaban bien vistas en su patria. Fueron víctimas de la Inquisición española.

La Inquisición fue una organización siniestra y ha estado tan oculta por la leyenda que ha sido difícil contar la verdadera historia de esos días lúgubres de la iglesia católica.

La Inquisición española se considera posiblemente el primero y más terrorífico ejemplo de policía del pensamiento y se creó para librar a España de herejes. Los líderes políticos y religiosos de España creían que la herejía se extendería como una epidemia y que les impedirían unificar a la población bajo una bandera única, una corona única y sobre todo una sola religión.

La Inquisición era un tribunal religioso itinerante que buscaba y castigaba crímenes contra Dios y la Iglesia Católica. En el proceso eliminaron de España su diversidad religiosa y cultural. Reclutó a miles de informadores anónimos y envolvió sus métodos en un manto de secretismo. Los documentos de la época revelan la atmósfera de temor que provocaba:

"“Todo el mundo tiembla ante su solo nombre ya que tiene Suprema autoridad sobre la propiedad, la vida, el honor e Incluso las almas de los hombres ”"

La parte fundamental del trabajo de la Inquisición era el interrogatorio: el prisionero permanecía encadenado durante horas interminables. Estos antiguos y siniestros métodos han pervivido imitados en el mundo moderno por regímenes políticos y religiosos opresivos desde la Gestapo (policía secreta del Estado alemán) al KGB (comité para la seguridad del Estado ruso). El interrogatorio comenzaba de manera sosegada con preguntas en apariencia inocente sobre la vida del prisionero y la de su familia. También le preguntaban sobre qué hacía el prisionero en un determinado lugar, qué hacía su familia. Ellos denominaban a la familia del prisionero como cómplices. La Inquisición buscaba una confesión voluntaria.

El prisionero podía estar encerrado durante semanas e incluso durante meses y el carcelero era su único contacto humano. Después el inquisidor lo visitaba para hacerle más preguntas, para incitar al prisionero a que confesara. El inquisidor sigue preguntando y la presión psicológica, la soledad, la preocupación por su familia y también por uno mismo hacían que al final se confesara.

La Inquisición no tenía prisa por aplicar su justicia. Algunos juicios e interrogatorios duraban años, durante los cuales, los prisioneros enfermaban en prisión. A los ojos de los carceleros los prisioneros habían cometido el crimen más vil del mundo medieval, la herejía.

La herejía consistía en cuestionar la palabra de Dios escrita en la Biblia, era un crimen muy grave y en muchos aspectos peor que el asesinato. Un asesino podía ser perdonado y su alma podía ir al cielo pero un hereje no arrepentido solo le esperaba un viaje sin retorno al infierno. La herejía también consistía en creer cosas que la iglesia decía que eran falsas, eso ponía en peligro su alma.

Se puede explicar de manera análoga el gran temor que hoy tenemos al cáncer porque la herejía era vista como una enfermedad que podía arruinar toda la salud espiritual, hasta el punto de dejarla sin redención. Y quizá la herejía fuera peor porque podías contagiarte de otras personas.

La Inquisición se consideraba asimismo como el cirujano que actuaba al servicio de la toda poderosa Iglesia Católica. Tenía que extirpar el cáncer de la mente del pueblo español antes de que pudiera extenderse. Los síntomas de la herejía eran muchos y variados, desde dudar de la resurrección de Cristo a los pecados sexuales como el adulterio. También podías encontrarte ante la Inquisición por lo que hoy parecería el más despreocupante e insignificante de los comentarios, por ejemplo un hombre jugando a las cartas que comenzara a jurar y maldecir.

No sólo se interesaba la Inquisición por los comentarios que cuestionaban los dogmas de la Iglesia Católica sino que también investigaba a personas cuya moralidad sexual se desviaba de los preceptos católicos.

La Europa medieval no era un sitio agradable para los judíos. Las tensiones entre judíos y cristianos han existido desde los días del antiguo testamento. Las enseñanzas cristianas de la época decían que los judíos eran responsables de la crucifixión de Cristo y que se negaban a aceptarlo como hijo de Dios. Los judíos fueron perseguidos en varias épocas y en diversos países europeos. No fue difícil fomentar el sentimiento antijudío en la cristiandad del Siglo XIV. Sólo se necesitaba que alguien encendiera la llama del odio.

Un predicador antijudío, Ferrán Martínez, en 1391 aprovechó una falta de autoridad en la curia de Sevilla y utilizó su influencia para suscitar el odio contra los judíos de la ciudad. Una multitud cristiana marchó hacia el barrio judío de la ciudad y atraparon a cientos de judíos en las estrechas calles y cientos de ellos perdieron la vida, esa calle sevillana se denomina ahora Calle de la Muerte. La persecución de los judíos en aquel año se extendió por toda España, los muertos fueron miles. Durante los cien años posteriores 1391-1491, se endureció el sentimiento antisemita y 150.000 judíos huyeron de España. Unos 250.000 se quedaron y renunciaron a su herencia religiosa y cultural y se convirtieron al cristianismo, al menos en apariencia. Los nuevos cristianos o conversos pudieron alcanzar un puesto en la sociedad. Por ejemplo, el rabino de Burgos que se convirtió al cristianismo llegó a ser el obispo de esa ciudad.

La población de viejos cristianos creía que los nuevos cristianos no lo eran de verdad, que la nueva fe era fingida y que seguían practicando la fe judía en secreto. La Inquisición fue el primer mecanismo para eliminar la falsa fe en España.

En marzo de 1492, los Reyes Católicos dieron un ultimátum a los judíos que se habían quedado en España, debían convertirse al cristianismo o dejar el país y se les otorgaron 6 meses para decidir.

Por todo esto, los Reyes Católicos decidieron crear la Santa Inquisición, siempre con el permiso del jefe de la iglesia católica, el Papa. Y fue el Papa Sixto IV el que el 1 de noviembre otorgó el permiso y nació la Santa Inquisición. Sus comienzos fueron modestos pero más tarde el número de tribunales crecía y se necesitó un responsable. El Papa mediante una bula nombró a Tomás de Torquemada como el primer gran inquisidor. Éste elaboró las primeras instrucciones de la Inquisición.

La Inquisición era metódica y estaba organizada, creaba equipos que se denominaban tribunales, los enviaba a toda España para descubrir y eliminar la herejía. El tamaño del tribunal variaba según las ciudades, pero estaba presidido por un Inquisidor Jefe y ayudado por otros dos inquisidores, tenían a su disposición un escriba y un médico.

La Inquisición confeccionaba un plan de espionaje invitando a la gente a que contara las prácticas religiosas de sus vecinos. La Inquisición podía llegar en plena noche, rodear la casa y detenerte junto con los demás habitantes de la casa. Te llevaban en un carruaje cerrado a la cárcel de la Inquisición. La Inquisición no permitía que el acusado supiera quién lo había denunciado, tampoco los datos de la denuncia, ni siquiera qué había hecho mal el acusado.

El tribunal de la Inquisición de Córdoba tenía fama no sólo por sus cárceles, sino también por contar con el inquisidor más sádico y cruel de toda la Inquisición, Diego Lucero. Hizo que quemaran a 100 personas en una sola tarde, enfrente del castillo en el campo de los Santos Mártires. Los inquisidores eran los encargados en decidir cuándo y cómo se torturaba a un prisionero.

Las técnicas de tortura eran muchas y variadas, desde los simples latigazos a los métodos más elaborados e imaginativos. La tortura era el método más extendido en esta época tan oscura; no había drogas para controlar la mente.

• El extrapado, era una variante del ahorcamiento. A la víctima se le dejaba inmóvil atándola de pies y manos con los brazos atados a la espalda, se le levantaba del suelo provocando gran dolor en los hombros. El dolor se intensificaba, dejando caer al prisionero y se detenía la caída antes de llegar al suelo, sufriendo el acusado una gran sacudida. El inquisidor entraba de nuevo y seguía con el interrogatorio, confiando que el dolor provocara una respuesta diferente.

• Una de las torturas más imaginativas era la de la toca o tortura del agua: la víctima era atada sobre una superficie y se le obligaba a tragar una tela absorbente, cuando no le entraba más tela en la garganta se vertía agua dentro de su boca que el torturado tragaba por reflejo y la tela se introducía más y más hasta llegar al estómago, después se tiraba de la tela hacia fuera con el consiguiente dolor.

• Otro castigo muy peculiar era el San Benito, al reo se le obligaba a llevar una túnica con un aspa de color rojo que marcaba al penitente como hereje confeso y tenía que llevar el San Benito todo el tiempo; era una constante humillación porque no podía escapar de la mirada del público.

• Otra tortura conocida era el potro: la víctima era atada a un poste vertical y se colocaban cuerdas alrededor del cuerpo provocando dolor, el inquisidor continuaba con el interrogatorio.

• La pena mayor era la muerte en la hoguera para dos clases de presos, algunos herejes que se negaban a cooperar y a pecadores reincidentes. Si confesaban podían ser quemados después de muertos.

En 1808 las tropas de Napoleón conquistaron España, y uno de los primeros actos fue disolver la Inquisición. Napoleón se opuso a que un organismo religioso fuera más importante que las autoridades civiles. La presencia francesa fue corta, los españoles recuperaron sus territorios e instauraron la Inquisición en 1815. El mundo había cambiado y era muy distinto al del siglo XV. La Santa Inquisición no tuvo fuerza para sobrevivir y el 15 de julio de 1834, la reina de España Isabel II la disolvió definitivamente para no volverse a instaurar jamás.




Inquisidor: ¿Cómo te llamas?
Prisionero:
Inquisidor: ¿Sabes por qué te hemos traído hasta aquí y por qué te hemos detenido?
Prisionero: No, no lo sé.
Inquisidor: Mira, la Inquisición no detiene a nadie sin motivo. ¿Eres consciente de ello? ¿Tienes algo que decirnos? ¿Alguna confesión?
Prisionero: No, no tengo nada que decir. No sé por qué me han traído aquí.
Inquisidor: Vete a tu celda y piensa en ello.
Prisionero: No tengo nada que contar, no sé por qué estoy aquí. De verdad, déjenme marchar.
Inquisidor: Sabes que tenemos también a tu familia, y que puedo llamar al torturador en cualquier momento, y tú eso no lo quieres, ¿verdad?
Prisionero: No señor Inquisidor, yo eso no lo quiero.
Inquisidor: Pues ahora vete a tu celda y piensa en ello, seguro que te acuerdas de algo.
Prisionero: Quizá si estuve donde ustedes dicen, pero por favor, no hagan daño a mi familia. No me torturen, no me impongan castigos innecesarios.
Inquisidor: ¿Acaso te atreves a insinuar que la Inquisición actúa sin criterio? Avisad al torturador, este hombre es un hereje.
Prisionero: ¡Noooooooooo!

Monólogo del prisionero
“El suelo de la cárcel era de losas, las paredes hechas de piedra y muy gruesas, el lugar era muy frío en invierno y tan húmedo que mi ropa estaba siempre empapada. Esa fue mi morada durante casi tres años”. “Las celdas de Córdoba se describían como horribles madrigueras de ratas y serpientes, donde los cautivos enfermos desesperados pasaban hambre. Los carceleros los maltrataban como a perros.”

Testigo de una incineración (hoguera)
“Cuando las llamas lo alcanzaban, se inclinó y se contorsionó y estaba tan gordo como un cerdo cebado y ardió por dentro, así que cuando las llamas pararon, seguía ardiendo como un carbón al rojo vivo, acababa reventando y sus entrañas se desparramaron”.

ISLA pretende dotar al profesor de los medios suficientes para poder explicar el seminario y así aprovecharse de una actividad cultural que al mismo tiempo es lúdica y pedagógica.

La canción asignada al seminario debe estar sonando antes de que los alumnos tomen asiento. De este modo se da un clima especial a la actividad.

Así mismo, el profesor pronunciará una breve introducción a propósito del seminario, dando carta de naturaleza a la exposición global del seminario.

Antes de comenzar, el profesor lanzará el nombre del Cristóbal Colón, Inquisición o Quijote para que los alumnos pronuncien una única palabra que les sugiera (según su bagaje cultural), por ejemplo; Colón = aventura; Inquisición= religión; Quijote= Locura.

El profesor instará a la participación del alumno con la lectura de textos (incluidos en el seminario). Dichos textos pueden ser leídos con disfraces que teatralicen la interpretación. Esta actividad, por lo plástico de la situación,  suele ser muy beneficiosa para la asimilación de las ideas que el seminario encierra.

Por último, se puede someter a los alumnos al test que incluye ISLA en la web para comprobar la capacidad cognoscitiva del alumno, esto es, su nivel de comprensión.

-Joseph Pérez: Breve historia de la Inquisición en España. Barcelona: Crítica, 2003.

-José Martínez Millán: La Inquisición española. Madrid:Alianza, 2007.

- Ricardo García Cárcel: La Inquisición. Madrid:Anaya, 1990.

-Alfredo Alvar Ezquerra: La Inquisición española, 1478-1834. Madrid:Akal, 1997.

-Julio Caro Baroja: El señor inquisidor y otras vidas por oficio, Madrid: Editorial Alianza, 2006, ISBN 84-2066-009-4

-Marcelino Menéndez Pelayo: Historia de los heterodoxos españoles, Madrid: CSIC, 2001, ISBN 84-0007-289-8

-Emil van der Vekene: Bibliotheca bibliographica historiae sanctae inquisitionis. Bibliographisches Verzeichnis des gedruckten Schrifttums zur Geschichte und Literatur der Inquisition. Vol. 1 - 3. Vaduz: Topos-Verlag, 1982-1992, ISBN 3-289-00272-1, ISBN 3-289-00578-X - (7110 títulos sobre la Inquisición)

- Emile van der Vekene: La Inquisición en grabados originales. Exposición realizada con fondos de la colección Emile van der Vekene de la Universidad San Pablo-CEU, Aranjuez, 4-26 de mayo de 2005, Madrid: Universidad Rey Juan -Carlos, 2005. ISBN 84-96144-86-0

-Pérez Villanueva, Joaquín y Escandell Bonet, Bartolomé (dirs.): Historia de la Inquisición en España y América, Centro de Estudios Inquisitoriales, 1984-2000, 3 vols. ISBN 978-84-220-1157-6

-André Vauchez, "Contestazioni ed eresie nella Chiesa latina" en Storia del cristianesimo, vol. VI. Un tempo di prove (1274-1449), Borla-Città Nuova, Roma 1998, ISBN 88-263-1024-6

-Beatriz Comella (2004). La Inquisición española (4 edición). Rialp. ISBN 9788432131653.

¿Qué palabra introducirías en los huecos?

detenerte, crimen, dolor, confesaba, brujas, víctimas, espionaje, prisión, torturaba, testigos, latigazos, temor, hoguera, interrogatorio, tribunal

1. Entre 1478 y 1833 miles de personas fueron detenidas, torturadas y ejecutadas porque sus creencias religiosas no estaban bien vistas en su patria. Fueron de la Inquisición española.

2. Algunos juicios e interrogatorios duraban años, durante los cuales, los presos enfermaban en .

3. La Inquisición confeccionaba un plan de invitando a la gente a que contara las prácticas religiosas de sus vecinos.

4. Los inquisidores eran los encargados en decidir cuándo y cómo se a un prisionero.

5. A la víctima se le dejaba inmóvil atándola de pies y manos con los brazos atados a la espalda, se le levantaba del suelo provocando gran en los hombros.

6. Tanto el Malleus como otros muchos libros que se publicaron en la época constituyeron el fundamento de la caza de que se dio en toda Europa durante la Edad Moderna.

7. Por tal motivo se aceptaba que si el procesado no de manera voluntaria, los inquisidores podían intentar obtener su declaración por la fuerza.

8. El defensor podía llevar que afirmasen la buena reputación y buenas prácticas religiosas del acusado.

9. Las técnicas de tortura eran muchas y variadas, desde los simples a los métodos más elaborados e imaginativos.

10. La Inquisición podía llegar en plena noche, rodear la casa y junto con los demás habitantes de la casa.

11. A los ojos de los carceleros los prisioneros habían cometido el más vil del mundo medieval, la herejía.

12. El de la Inquisición de Córdoba tenía fama no solo por sus cárceles, sino también por contar con el inquisidor más sádico y cruel de toda la Inquisición.

13. La pena mayor era la muerte en la para dos clases de presos, algunos herejes que se negaban a cooperar y a pecadores reincidentes.

14. La parte fundamental del trabajo de la Inquisición era el : el prisionero permanecía encadenado durante horas interminables.

15. El inquisidor sigue preguntando y la presión psicológica, el , la preocupación por su familia y también por uno mismo hacían que al final se confesara.

Los Archivos Secretos de la Inquisición (4 partes)

Part 1  Part 2   Part 3  Part 4

Dolor

Definición: Sensación molesta por lesiones o enfermedad, sentimiento de gran tristeza y desanimo

Sinónimos: mal, pupa (infantil), aflicción, pena, pesar, pesadumbre, tristeza, desconsuelo, tormento, suplicio, angustia, duelo
Antónimos: alegría, placer, gusto, goce, satisfacción, contento

Traducciones:
Inglés: pain
Italiano: dolore
Francés: douleur
Deutsch: Schmerz

Película: http://www.youtube.com/watch?v=fVkGqY90oc4
Contexto: Generalmente los conceptos de dolor y placer son opuestos, se supone que si hay placer no puede haber dolor y viceversa.

Espía

Definición: Persona que, por algún interés o al servicio de alguien, se dedica a espiar para conseguir información secreta, especialmente si ésta proviene de un país extranjero

Sinónimo: confidente (eufem.), soplón (desp.), fuelle (irón.), espión, observador, agente secreto

Traducciones:
Inglés: spy
Italiano: spia
Francés: espion
Alemán: Spion

Película: http://www.youtube.com/watch?v=C_UhukVGUSk&feature=fvsr
Contexto: Hace unas semanas llegó a nuestras carteleras, con bastante éxito, Johnny English Returns, la última de la saga de películas que parodia las historias de espías, en especial las de James Bond.

Testigo

Definición: Persona que ha presenciado un hecho determinado o sabe alguna cosa y declara en un juicio dando testimonio de ello

Sinónimo: declarante, atestiguante, refrendatario, deponente

Traducciones:
Inglés: witness
Italiano: testimone
Francés: témoin
Alemán: Zeuge

Película: http://www.youtube.com/watch?v=Spwdv0OkNRc
Contexto: No existen unos requisitos específicos que permitan ser o no ser testigo en un juicio. Por el contrario, cada ordenamiento jurídico regula en su Derecho procesal las características que debe de tener la persona para ser testigo en juicio. Por ello existen países en donde cualquier persona con capacidad de contar lo visto u oído puede ser testigo, mientras que en otros se limita dicha posibilidad, principalmente a los menores de edad y a los incapaces, con idea de buscar su protección, y teniendo en cuenta que por sus características son testigos objetivamente menos fiables.

Bruja

Definición: Mujer que tiene pacto con el diablo y hace cosas extraordinarias por su medio


Sinónimos: hechicera, adivina, encantadora, maga, nigromántica, arpía, bicho, malvada, pérfida, víbora, pécora

Traducciones:
Inglés: witch
Italiano: strega
Francés: sorcière
Alemán: Hexe

Película: http://www.youtube.com/watch?v=wUNGk6wa_94
Contexto: Como Hansel estaba muy delgadito, la bruja lo encerró en una jaula y allí lo alimentaba con ricos y sustanciosos manjares para engordarlo. Mientras tanto, Gretel tenía que hacer los trabajos más pesados y sólo tenía cáscaras de cangrejos para comer. Un día, la bruja decidió que Hansel estaba ya listo para ser comido y ordenó a Gretel que preparara una enorme cacerola de agua para cocinarlo. -Primero -dijo la bruja-, vamos a ver el horno que yo prendí para hacer pan. Entra tú primero, Gretel, y fíjate si está bien caliente como para hornear.

Víctima

Definición: Persona o animal que sufre un daño o un perjuicio o que muere a causa de determinada acción o suceso.

Sinónimos: martirizado, muerto, herido, dañado, pasivo, difunto, accidentado, lesionado, damnificado, mártir, inmolado, sacrificado, perjudicado

Traducciones:
Inglés: victim
Italiano: vittima
Francés: victime
Deutsch: Opfer

Película: http://www.youtube.com/watch?v=PJuD_K1-iFY
Contexto:
Existen dos tipos de víctima: Víctima Pasiva: Suele ser débil físicamente e insegura, por lo que resulta un objetivo fácil para el acosador. Otras características de las víctimas pasivas serían: introversión, escasa autoestima, ausencia de amigos, depresión, aunque algunos de estos rasgos podrían ser consecuencia del acoso.

Tortura

Definición: Grave dolor físico y también, sobre todo, psicológico, infligido a personas o animales con los métodos más variados, para obtener del sujeto una confesión o informaciones importantes, o simplemente como castigo, a discreción de quién la aplica.
Sinónimos: suplicio, tormento, martirio

Traducciones:
Inglés: torture
Italiano: tortura
Francés: torture
Alemán: Folter

Película: http://www.youtube.com/watch?v=Dsp_8Lm1eSk
Contexto: La tortura se puede realizar de varias formas. El daño físico se puede causar mediante golpes, rotura de huesos, desgarres musculares, castración, aplastamiento, cortes, descargas eléctricas, desfiguración, quemaduras, aplicación de temperaturas extremas, ingestión de productos químicos o elementos cortantes, baños con substancias químicas cáusticas, ahogamiento, violación, privación del sueño o posturas corporales incómodas.

Confesar

Definición: Reconocer una culpa o un hecho, decir los pecados a un sacerdote.


Sinónimos: manifestar, declarar, reconocer, abrir el corazón, vaciar el saco, cantar de plano, abrir la boca, abrir el pico, descubrir
Antónimos: reservarse • ocultar • esconder

Traducciones:
Inglés: confess
Italiano: confessare
Francés: confesser
Alemán: gesteen

Película: http://www.youtube.com/watch?v=waUe_ZYSro0&feature=fvst
Contexto: CONFESAR LOS PECADOS - Es decirle al padre los pecados, sin darle vueltas, tratando de ser claro y no olvidando ninguno. - No tengas pena ni miedo, recuerda que el padre representa a Jesús; es Jesús quien te ama, te escucha y te perdona. Y recuerda que después de la confesión tendrás de nuevo la amistad con Dios y podrás vivir más cerca de Él.

Prisión (Cárcel)

Definición: Cárcel, o sitio donde se encierran y aseguran los individuos acusados por algún delito.


Sinónimos: cárcel, presidio, calabozo, trena(marginal), talego(marginal), chirona (marginal)

Traducciones:
Inglés: prison
Italiano: prigione
Francés: prison
Alemán: Gefängnis
Contexto: La Prisión Online es un juego de rol multi-jugador masivo online, ambientado en una cárcel para ser jugado exclusivamente a través de Internet. Los jugadores toman el papel de un preso en una peculiar prisión, conviviendo bajo las reglas del juego, relacionándose con el resto de jugadores (para bien o para mal) y aventurándose en los entresijos del mundo y sus personajes.
Película: http://www.youtube.com/watch?v=7ku35prMPC8