El descubrimiento de América, y su conmemoración, no es suceso que se agote con la arribada a las playas antillanas. No fue el éxito de una empresa exclusivamente política. Afectó y sigue afectando a la totalidad de la vida hispánica: desde la alimentación a la concepción del mundo en que vivimos, pasando por descubrimientos tan fundamentales como el Derecho de Gentes o la Teoría del Dinero.

Salamanca, como ciudad representada de modo particular en su espíritu universitario – en sus juristas, teólogos, evangelizadores y humanistas—asumió desde el primer momento principal protagonismo, entre las demás ciudades españolas, en la gesta del Descubrimiento, Colonización y Evangelización de América. La influencia de Salamanca respecto a América queda encuadrada, principalmente, en torno a la Universidad.

Salamanca: el trampolín de Cristóbal Colón

Un dominico dispuesto a soñar. Un marino con una aventura temeraria bajo el brazo. Un fraile que quiere creer y un extranjero cansado de que nadie lo creyera. Fray Diego de Deza y Cristóbal Colón. Estamos en Salamanca, en el año de gracia de 1486, hace ya unos meses que el futuro almirante ha llegado a España. Y llega cabizbajo y abatido, después de que el Rey Juan II de Portugal, rechazara su ambicioso proyecto: adentrarse en el océano hacia poniente hasta dar con las Indias Orientales, abriendo la ruta de las especias que ansiaba la Europa del Renacimiento. El momento en Castilla tampoco parecía muy propicio puesto que los Reyes Católicos estaban entregados, en cuerpo y alma, a las guerras de reconquista. Siete años tienen que pasar, de desesperanzas y reveses hasta que los monarcas unan sus destinos a los de Colón y la puerta de un Nuevo Mundo se abra por fin. En ese momento, pocos son los que creen en el loco proyecto del marino genovés, que a punto está, cansado de buscar en vano el favor de los reyes, de poner rumbo a Francia o a Inglaterra, para buscar allí el anhelado apoyo. Colón nunca se olvidará de sus valedores, cuando todo el mundo se reía de su loco proyecto, sólo un fraile confió en él, éste fue Diego de Deza.

Estamos en Salamanca, más concretamente en el Convento de San Esteban. Entre sus muros Cristóbal Colón buscó cobijo en ese invierno de dudas de 1486. También buscaba comprensión para salir de la encrucijada en la que se encontraba. Encontró Cólon ambas cosas en el convento y el respaldo del fraile fue decisivo para que el futuro descubridor de América consiguiese el apoyo de los Reyes Católicos.

“Entre sus muros, Colón buscó cobijo en ese invierno de dudas de 1486. Y lo que es más importante, un poco de comprensión para salir de la encrucijada en la que se encontraba”.

El Convento de San Esteban se le conoce familiarmente como “Los Dominicos” pues fue allí donde se estableció esta orden religiosa entre 1255 y 1256. Fue construida en honor a San Esteban, apóstol de Jesús. Su construcción es una mezcla de estilos como el gótico y el barroco. El edificio desde el punto de vista arquitectónico sigue los cánones del gótico y del plateresco para la decoración. La fachada es sencillamente impresionante fechada en 1610. En su interior se encuentra un claustro, que posteriormente llevó el nombre de almirante genovés, “el Claustro de Colón” que data de finales del siglo XV. Este claustro posee unas condiciones para la meditación excepcionales; por un lado conserva una perfecta temperatura en invierno, propiciando un clima perfecto para la meditación cuando las condiciones en el exterior son extremas; por otro lado, en verano, los dominicos se cobijaban del asolador calor que el patio exterior experimentaba. Se trata de una sala diáfana, cuyo suelo está formado por mosaicos hechos con huesos de animales, ese suelo data de la fecha del hijo de los Reyes Católicos. El recinto formado por una larga nave rectangular, con arcos rebajados y cubiertos por una armadura de madera. En esta sala Colón tuvo largas conversaciones con los frailes dominicos, principalmente con Diego de Deza y Domingo de Soto, que fueron claves para que los Reyes Católicos aceptaran su proyecto. El acontecimiento en sí, del mismo Descubrimiento, fue sólo posible en su proyección histórica gracias al apoyo inicial y decisivo a Colón del dominico fray Diego de Deza, profesor de la Universidad de Salamanca, obispo primero de la misma Salamanca, después de Jaén y Palencia y más tarde arzobispo de Sevilla. El mismo Colón lo reconoce en una carta a su hijo, donde le dice: “El señor obispo de Palencia, siempre, desde que yo vine a Castilla, me ha favorecido y deseado mi honra”, “El señor obispo de Palencia (Deza) fue causa de que sus Altezas hobiesen las Indias y que yo quedase en Castilla”.

CRISTÓBAL COLÓN Y SALAMANCA

La relación de Cristóbal Colón en Salamanca ha sido objeto de estudio de manera amplia en todas las épocas, especialmente en el siglo XX. Desde el extranjero, los estudios presentados denigraban a la Universidad de Salamanca como opuesta al proyecto de Colón porque no estaba preparada para aceptar sus razones científicas. Estos autores desconocían la exactitud del planteamiento de Colón y qué participación tuvo la universidad como tal en la Junta que examinó el proyecto. Entre los autores que en el siglo pasado supieron reivindicar a su modo el puesto de Salamanca con argumentos históricos en el asunto de Colón, se encuentra Domingo Doncel y Ordaz que en 1858 y luego en 1881 publicó un trabajo breve que fue traducido al francés donde deshace mucha leyenda negra contra la Universidad de Salamanca. Así desmonta las inexactitudes de los autores extranjeros.

LOS PASOS QUE CONDUJERON A CRISTOBAL COLÓN A SALAMANCA

El encuentro de Cristóbal Colón en Portugal con el salmantino Diego Ortiz de Villegas, llamado también Doctor Calzadilla, fue decisivo para su ida a la corte española. Éste había sido profesor de astrología en la Universidad de Salamanca hasta que se fue a Portugal como confesor de Doña Juan la Beltraneja. Calzadilla era un científico formado en Salamanca, Bolonia y París. Colón presenta el proyecto al Rey de Portugal, el de llegar a las Indias por occidente. Éste había estado dirigiendo los descubrimientos portugueses desde 1475. Portugal tenía, en aquel tiempo, los cartógrafos y astrólogos más avanzados del momento. Y el proyecto fue rechazado, en parte porque no distaba mucho del presentado por Toscanelli. El hijo de Colón llegó a decir a la Junta examinadora de Portugal : “Cuanto más eficaces eran sus razones, tanto menos lo entendían por su ignorancia”.

Colón tenía tanta fe en su proyecto que además de los cálculos geográficos le estaban influenciando otras noticias directas o indirectas de las tierras de las que hablaba; es lo que muchos historiadores han denominado el PREDESCUBRIMIENTO. Los cálculos científicos de Colón no convencían, pero su seguridad y algunos indicios que daba de tener testimonios de la existencia de tierras en el océano dejaban inquietos a los mismos que negaban el proyecto. Cuando Colón llega a la Corte de los Reyes Católicos, silenciará algunos datos, guardará su secreto para que no le ocurra lo que le pasó en Portugal.

Tras el fracaso de Portugal, Colón decidió acudir a los monarcas españoles. Son varias las personas que se señalan como mediadores ante los Reyes Católicos para que acepten escuchar la propuesta de Colón, destacando notablemente fray Diego de Deza, quien le dio hospedaje en San Esteban.

La ciudad de Salamanca debía traer buenos recuerdos a Cristóbal Colón, pues en ella se habían firmado distintos documentos reales a favor de la ciudad de Génova y sus comerciantes. Estos datos favorecían a un mercader y marino genovés como era el almirante Colón.

COLÓN EN SALAMANCA

El testimonio más antiguo e importante que tenemos sobre la estancia de Colón en Salamanca sobre el descubrimiento de América es el del historiador Antonio de Remesal, dominico. Remesal era bachiller de Artes cuando ingresó en el convento de San Esteban en 1592, un siglo exacto después del descubrimiento de América. También era historiador de archivo. Investigó en la biblioteca “Padre Bartolomé de las Casas” noticias sobre Colón. Esta biblioteca pasó a ser posteriormente “el Archivo de Indias”.

“…para persuadir (Cólon) su intento a los Reyes de Castilla, don Fernando y doña Isabel, vino a Salamanca a comunicar sus razones con los maestros de Astrología y Cosmografía, que leían estas facultades en la Universidad. Comenzó a proponer sus discursos y fundamentos y en solo los frailes de San Esteban halló atención y acogida. Porque entonces, en el convento no sólo se profesaban las Artes, y Teología, sino todas las demás facultades que se leían en las escuelas. En el convento se hacían las juntas de los astrólogos y matemáticos, y allí proponía Colón sus conclusiones y las defendía. Y con el favor de los religiosos redujo a su opinión a los mayores letrados de la escuela. . Y entre todos, tomó más a su cargo el acreditarle y favorecerle con los Reyes Católicos el maestro Fray Diego de Deza, y por esto y por las diligencias que hizo con los Reyes Católicos para que creyesen y ayudasen a Colón en lo que pedía, se atribuía a sí, como instrumento, el descubrimiento de las Indias.”

El que Colón hable de Deza como quien le ha favorecido desde que vino a Castilla nos muestra una amistad duradera y temprana. Deza influiría en los dominicos de Salamanca muy pronto. La amistad es grande: “La tanta confianza que en su merced tengo”. El afirmar de Deza: “ el que fue la causa de sus Altezas oviesen (tuviesen) las Indias y que yo quedase en Castilla ”, habla muy elocuentemente de la ayuda recibida por Colón y de la fe que Deza puso en Colón. Este texto sugiere la posibilidad de que Colón hubiera descubierto a Deza su secreto, su conocimiento previo de la existencia de tierras a distancia relativamente corta en occidente.

En el diario del primer viaje, Colón da a entender que ha habido esta comunicación del secreto: “ El eterno Dios le dio esfuerzo y valor contra todos, y otra cosa de mucha maravilla que Dios había mostrado en él y por él en aquel viaje, allende aquellos que sus Altezas sabían por las personas de su casa”. Las personas de su casas, se refiere a Diego de Deza fundamentalmente. Deza pudo ser confidente del secreto de Colón a última hora como señalan algunos historiadores: “El postulante llegará así a apurar hasta la penúltima gota del fracaso, cuando se vea en situación de despedido de la corte. Pero es entonces cuando logra imprimir un giro repentino y fulgurante a la suerte ya echada, mediante la confidencia depositada en Fray Diego de Deza, acerca de las cosas de maravilla que Dios ha mostrado en él…”

Pero la confidencia a última hora ni ahorra la fe, ni invalida la antigua confianza puesta en Colón desde que éste llegó a Castilla como dicen las palabras del propio descubridor. La confianza ha tenido probablemente sus horas de duda al conocerse el veredicto de la Junta. Cuando las Indias ya estén descubiertas seguirá Colón buscando apoyo en Deza porque el rey no parece estar dispuesto a cumplir lo prometido de firma y de palabra del Almirante juntamente con la reina. Viene a confesarle que sus apelaciones al rey son infructuosas.

LA CIENCIA EN LA SALAMANCA QUE RECIBIÓ A CRISTOBAL COLÓN.

Los distintos historiadores del convento han insistido en que cuando viene Colón a Salamanca, en San Esteban hay hombres preparados en astrología y matemáticas. En los conventos dominicos se estudió también otras ramas además de la teología. Según estudios, consta la presencia de unos diez licenciados y maestros en la comunidad de San Esteban en esta época, la mayoría teólogos. Los científicos de entonces conocían ya la esferidad de la tierra desde tiempo atrás. Son absurdas las burlas de algunos autores extranjeros que llegan a decir que Colón encontró ignorancia en este punto en Salamanca. En San Esteban surgió el celo apostólico de Colón, la visión profética que tenía de su proyecto como un medio para llevar el evangelio a todos los pueblos. En efecto, Colón vive el misticismo del descubrimiento y firma siempre como CRISTOFERENS, portador de Cristo. Pensó que él era un enviado a los gentiles de Asia. Es por ello que en un convento con tradición misionera, en una Orden, la dominicana, nacida expresamente para la evangelización del mundo, se comprende que Colón fuera escuchado con interés.

En el momento que llegó Colón a Salamanca, la Universidad tenía cátedra de astrología, con prestigiosos profesores y con muchas obras publicadas. El personaje más interesante había sido el judío salamantino Abrahán Zacut, en cuya obra, Almanach perpetuum se podían leer los eclipses, y fue el libro que manejó Colón cuando en 1504 predijo a los indios de La Española un eclipse de luna. Esta predicción fue muy favorable a los españoles, ya que lo tomaron como un signo de cólera divina que les recriminaba su falta de atención para con los hombres de Colón.

LA JUNTA DE CIENTÍFICOS QUE EXAMINÓ EL PROYECTO DE COLÓN

La existencia de esta Junta, tantas veces ignorantemente denigrada es algo innegable. Los planes de Colón habían sido postpuestos hasta que llegara el momento oportuno. Hay un testigo salmantino que no sólo habla de la existencia de la Junta, sino que asistió a ella en calidad de perito, el Doctor Talavera, catedrático de leyes en la Universidad de Salamanca. Este profesor dejó a la ciudad de Salamanca la llamada Casa de las Conchas que él mandó edificar a finales del siglo XV. Este personaje, muy mencionado en los libros de Claustros de la Universidad, fue citado como testigo a sus ochenta y cuatro años en uno de los muchos pleitos que los herederos de Colón tuvieron con la Corona.

CRISTÓBAL COLÓN ANTE LA JUNTA

Dejando a un lado el ardor y convencimiento con que Colón defendía sentimentalmente su proyecto, tuvo que presentar las pruebas técnicas que hacían posible su proyecto. Colón era marino muy experimentado y conocedor de la cartografía y astrología de su tiempo. Por otra parte, Colón tiene entre sus autoridades a la misma Biblia según cree. Utilizando el sagrado libro, afirma que la tierra consta de siete partes, seis de ellas de continente y una de mar que ha reducido drásticamente la amplitud del océano y nos ha acercado a las costas asiáticas.

Cristóbal Colón dice: “Digo que el mundo no es tan grande como dice el vulgo, y que un grado del equinoccio está 56 millas y dos tercios pero esto se tocará con el dedo” La Junta fue permisiva y tolerante y esperó a tener más datos, dijeron los allí presentes que los hombre sabios y astrólogos y astrónomos, y hombres de corte sabedores de cosmografía, de quienes se informaron, y la opinión de los más de ellos, oída la plática de Colón, fue que decía verdad.

PRIMER VIAJE DE CRISTÓBAL COLÓN

El 3 de agosto de 1492 la expedición de Colón zarpó del puerto de Palos de Moguer, se dirigió a las Islas Canarias, donde hizo reparaciones del timón de la carabela La Pinta. Reemprendió su viaje hacia el oeste el 6 de septiembre de 1492. Las otras naves que lo acompañaban eran La Niña y La Santamaría. El 12 de octubre de 1492 llegó a una isla que sus habitantes llamaban Guanahaní y la rebautizó como San Salvador. La isla se ubica en el archipiélago de las Bahamas y hoy es llamada Watling. En los días siguientes exploró otras islas que llamó Santa María de la Concepción, Fernandina e Isabela. En todas encontró nativos tainos a los que llamó indios, creyendo que había llegado a las orillas del continente asiático. Posteriormente, la expedición llegó a la isla de Cuba, que fue nombrada como Juan. Cuando la exploraban, el 21 de noviembre desapareció la carabela “La Pinta”. Su capitán Martín Alonso Pinzón había decidido buscar minas de oro por su cuenta. El 5 de diciembre, Colón llegó a Haití y le dio el nombre de La Española. Cuando pasaban por su costa norte la noche del 24 de diciembre la nave Santa María chocó con unos arrecifes y encalló. Con parte de sus tablones se construyó una fortaleza bautizada como Navidad donde dejó a 40 hombres al mando de Diego de Arana. El 2 de enero de 1493, Cristóbal Colón a bordo de la Carabela La Niña, donde llevaba a varios nativos de las islas exploradas, partió de regreso rumbo a España.

CRISTÓBAL COLÓN VUELVE A SALAMANCA POCOS MESES ANTES DE SU MUERTE

Colón tuvo bastantes dificultades para pagar a la gente de mar que hacía con él los viajes y escribe frecuentemente a los reyes sobre este asunto. Al regresar del cuarto viaje, quiere tratar este tema directamente con el Rey Católico que estaba en Valladolid. Las Casas recoge una entrevista de Colón con el Rey don Fernando que sitúa en Segovia. Empezó el almirante a recibir grandes sumas de dinero que le permitieron pagar holgadamente los gastos.

La última estancia de Colón en Salamanca es conocida también por el testamento de Diego Méndez Segura, fiel servidor del Almirante y escribano mayor de la flota que lo acompañó a la ciudad. Dice este documento: “Venido su señoría a la Corte, y estando en Salamanca enfermo de gota, andando yo solo entiendo en sus negocios y en la restitución de su estado y de la gobernación para su hijo don Diego…”

Colón murió en Valladolid el 20 de mayo de 1506. Entre los 31 hombres que deja Colón en la isla Española al regresar del primer viaje a las Indias, y que fueron hallados muertos al llegar en segundo viaje, estaba el bachiller por la Universidad de Salamanca, Bernardino de Tapia, natural de Ledesma. En las probanzas de los pleitos colombinos, aparece muerto otro salmantino, el Abad Gallego Andrés. La estancia de Colón en Salamanca, su relación con los dominicos, principalmente con Diego de Deza, ofrece un sinfín de incógnitas que a día de hoy, los historiadores siguen investigando.

Conociendo el Doctor Calzadilla el gran pesar que Cólon tenía debido a que el Rey Portugal no había aprobado su magno proyecto, visita su morada y Cristóbal Colón lo recibe con agrado:

Calzadilla: -Conozco tu pesadumbre y tu tristeza.

Colón: - Así es, lo refleja mi rostro y no es empresa fácil ocultar mi lamento.

Calzadilla: -Tus estudios sobre cartografía, sobradamente conocidos, tus largas lecturas, no han convencido al soberano portugués y es porque éste anda sumido en batallas y guerras de honor. Algún día, querido Colón, la propia Historia le pasará factura.

Colón: -Mi peregrinaje llega a su fin. Estoy triste y cansado. Quiero portar la luz que nos guiará hacia Terra Incógnita, y sin embargo no encuentro el modo. Se cierran todas las puertas y mi esperanza se diluye en un mar de dudas.

Calzadilla: -Estimado Colón, creo tener la solución a tu mecenazgo. En tierras del imperio español, allí donde la universidad es docta, se encuentra el Convento de San Esteban. En sus muros encontrarás cobijo y comprensión.

Colón:
- ¡Es cierto! Algo he leído sobre ello, Abraham Zacut posee escritos sobre esas tierras.

Calzadilla:
- Pues bien, ese convento está regentado por una orden eclesiástica cuyo estandarte es la evangelización: llevar la palabra de Dios a cualquier rincón del mundo. Se trata de la orden de los Dominicos.

Colón:
-Y ellos, ¿me escucharían?

Calzadilla:
- Sí Colón, mira, una vez allí has de preguntar por Fray Diego de Deza. Es un dominico que escucha a las personas y cuyos contactos en la Corte son de dominio público. No va a ser difícil ganártelo pues él es un filántropo y creerá en tu proyecto. Solicitará, a buen seguro, audiencia real para que seas escuchado.

Colón:
- ¿Y qué sucederá?

Calzadilla:
-Una vez que Fray Diego de Deza te escuche y sus majestades los Reyes Católicos también lo hagan, serás sometido a las preguntas de un alto tribunal científico, al que tendrás que convencer con tus argumentos para que aprueben tu proyecto.

Colón:
- Mañana mismo partiré para tierras doctas. Muchas gracias, serás incluido en los renglones de la historia, al menos, en lo que a mi diario se refiere. Gracias doctor.

Calzadilla:
- Vas a cambiar la Historia y portarás la luz que tanto deseas.

Fray Diego de Deza, hombre tranquilo y reflexivo. Ponderado y filántropo recibe en sus aposentos del Convento de San Esteban a Cristóbal Colón. Con un espíritu aventurero y un dogma evangelizador, este dominico escucha al almirante.

Deza: - Tengo una gran expectación hacia tu discurso; cuentan que traes entre manos un proyecto ambicioso y muy tentador para la corona.

Colón
: - Con su permiso, he de exponerle claramente que mi mayor propósito es llevar la palabra de Dios al nuevo mundo.

Deza:
- Interesante apreciación…

Colón:
-Es por ello, por lo que he pensado en los padres dominicos, evangelizadores por naturaleza, quienes pueden ejercer de mecenas en este magno proyecto.

Deza:
- Estimado Colón, nada me gustaría en este mundo más, que poder sufragar los gastos que tu empresa requiere, pero tengo una fórmula más acertada.

Colón:
- Le escucho con gran respeto y admiración Fray Diego de Deza.

Deza:
-Como a buen seguro has de saber, mis contactos en la Corte son relevantes. Me respetan por mi posición de catedrático de teología en la Universidad de Salamanca. Además poseo amistad con los ayudantes de cámara.

Colón:
- Sin duda, es usted respetado.

Deza:
- Es por ello, por lo que quizá pueda conseguir una audiencia con sus majestades los Reyes Católicos. Será un proceso lento y muy laborioso, y has de tener paciencia. Si quieres portar la luz hacia nuevos horizontes, debemos perseverar.

Colón:
- He penado mucho hasta llegar aquí, y confío en este proyecto. Quiero poder demostrar que puedo llegar a las Indias viajando hacia el oeste. Sólo necesito ser escuchado y un mecenas que se haga cargo de mis marineros, así llevaré la corona española y la palabra de Dios allende los mares.

Deza:
- Tu entusiasmo obtendrá recompensa, sin duda, trataremos con todas nuestras fuerzas que la Reina Isabel escuche tu proyecto. Pero, has de tener en cuenta que, una vez que tengas la aprobación real, serás sometido a la Junta de Científicos, presidida por sus majestades. Tu argumento debe ser sólido e irrefutable para convencer a los sabios que allí se hallen.

Colón:
- Fray Diego, creo en mi proyecto tanto como creo en Dios, de modo que deseo que llegue ese momento para exponer los detalles de mi viaje…

Deza:
- Que así sea querido Colón.

Colón:
- Eternamente agradecido a usted y la historia acaba de comenzar.

Por fin llega el momento, el almirante se encuentra ante la junta evaluadora, ésa que dará el visto bueno o echará para atrás el proyecto. Preside la Reina Isabel  I de Castilla y como portavoz el más anciano de  todos los sabios.

Sabio: - Respetado Colón,  todos los que aquí nos hallamos, incluida su majestad, deseamos escuchar su explicación de manera clara. Poseo varias preguntas, formuladas por la junta examinadora.

Colón
:- Con la venia Majestad;  venerables sabios, nada me complace más que poder exponer aquí, ante tal congregación de saberes, mis argumentos.  Son muchos los años que mi persona lleva buscando este especial momento, y por fin y por la gracia de Dios, ha llegado.

Sabio:
- Cristóbal Colón, almirante. Son muchos los que afirman que su proyecto no es sino una locura en tiempos difíciles. Que su formación le hace divagar en un mar de conocimientos pero todos ellos imposibles de llevar a cabo. De lo contrario, por qué motivos, la junta de sabios portuguesa presidida por el Rey Juan II vio inviable su argumentación.

Colón:
- Yo quiero dar por concluida la “Empresa de Indias”. He de decir, que su Majestad el rey de Portugal nunca ha dado por cerrado esta empresa, aún sigue abierta. Ahora bien, sabios de la Universidad de Salamanca, escuchen; la tierra es redonda y por lo tanto se puede llegar a las Indias navegando alrededor de la tierra hacia el oeste. La distancia entre Europa y Asia no es tan grande navegando hacia el oeste. Se puede culminar la Empresa de Indias en no demasiado tiempo.

Sabio:
- Pareces muy seguro en tus apreciaciones…

Colón:
- No es una apreciación, ha de saber que esto está perfectamente documentado, Claudio Ptolomeo así lo constata en el siglo II de nuestra era de Cristo.

Sabio:
- Debemos deliberar los sabios aquí reunidos y elevar el resultado a su majestad.

Los sabios echaron por tierra el proyecto en primera instancia, el Rey Fernando el Católico no quiso saber absolutamente nada de la propuesta  de Colón. Fue la Reina la que  creyó en su segundo intento. No sólo confió sino que donó dos carabelas en el puerto de Palos así como 20.000 maravedíes. Las capitulaciones de Santa Fe dieron la aprobación oficial a la Empresa de Indias.  Lo demás ya está escrito por la Historia.

ISLA pretende dotar al profesor de los medios suficientes para poder explicar el seminario y así aprovecharse de una actividad cultural que al mismo tiempo es lúdica y pedagógica.

La canción asignada al seminario debe estar sonando antes de que los alumnos tomen asiento. De este modo se da un clima especial a la actividad.

Así mismo, el profesor pronunciará una breve introducción a propósito del seminario, dando carta de naturaleza a la exposición global del seminario.

Antes de comenzar, el profesor lanzará el nombre del Cristóbal Colón, Inquisición o Quijote para que los alumnos pronuncien una única palabra que les sugiera (según su bagaje cultural), por ejemplo; Colón = aventura; Inquisición= religión; Quijote= Locura.

El profesor instará a la participación del alumno con la lectura de textos (incluidos en el seminario). Dichos textos pueden ser leídos con disfraces que teatralicen la interpretación. Esta actividad, por lo plástico de la situación,  suele ser muy beneficiosa para la asimilación de las ideas que el seminario encierra.

Por último, se puede someter a los alumnos al test que incluye ISLA en la web para comprobar la capacidad cognoscitiva del alumno, esto es, su nivel de comprensión.

  • Washington Irving, “Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón” (Madrid 1833)
  • Domingo Donzel y Ordaz, “Cristóbal Colón y la Universidad de Salamanca en el Tribunal de la Historia”. (Salamanca 1855 y 1881).ç
  • Modesto Falcón, “Cristóbal Colón y la Universidad de Salamanca” (Salamanca 1881)
  • J. Manzano y Manzano, “Cristóbal Colón. Siete años decisivos en su vida, 1485-1492”. Madrid 1964
  • Antonio de Remesal, “Historia general de las Indias occidentales y Particular de la gobernación de Chiapa y Guatemala”. Madrid 1965.
  • Juan de Araya, “Historia del Convento de San Esteban”. Salamanca 1914.
  • Antonio Ballesteros Beretta, “Cristóbal y el descubrimiento de América”, Madrid 1945.
  • J. Manzano y Manzano, “Colón y su secreto”. Madrid 1976
  • ¿Qué palabra introducirías en los huecos?

    suspendió, historia, dificultad, tierra, redonda, almirante, proyecto, dominico, Científica, Castilla, ayuda, Reyes Católicos, evangelización, apasionante, años, genovés, luz


    Esta es la de un viaje en el que un lleno de valor y tesón, confió en un en el que nadie confió hasta que conoció al padre Fray Diego de Deza. El proceso de le abrió puertas hasta ahora cerradas. Colón quería portar la hacia el nuevo mundo. Sin la inestimable de Deza, Colón nunca podría haber presentado el proyecto ante los . La Junta que fue especialmente dura, el proyecto porque según los sabios, la no era , como afirmaba el almirante Colón. Tuvieron que pasar varios , hasta que la Reina Isabel I de aprobara el gran proyecto que había perseguido tanto el marino . Por fin, y no sin , el 3 de agosto de 1492, parte Colón del Puerto de Palos de Moguer. Llega a la isla de San Salvador el 12 de octubre de 1492.

    Afán, plan, magnífica, severa, docto, esfuerzo, arriba, amparo


    Busca los sinónimos de las siguientes palabras:

    Inestimable

    Tesón

    Proyecto

    Llega

    Dificultad

    Dura

    Ayuda

    Sabio

    Trampolín

    Definición: Tabla flexible sujeta por un extremo que sirve para saltar al agua o tomar impulso al realizar un salto acrobático. Medio utilizado para conseguir un beneficio.

    Sinónimos: plataforma, plancha, tablón, peana

    Traducciones
    Inglés: springboard
    Italiano: trampolino
    Francés: tremplin
    Alemán: Sprungbrett

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=UEPrLXyAHCc

    Contexto: Son exigentes para reclutar entre los creyentes católicos a los estudiantes más brillantes, a quienes obnubilan con toda la parafernalia de secreto que rodea al clan, útil también como trampolín para el ascenso social, sobre todo en países donde la rigidez de sus estructuras.

    Negociar


    Definición: tratar o gestionar un asunto para llegar a un acuerdo o solución.

    Sinónimos: pactar, convenir, tratar, concertar, ajustar, acordar, dialogar
    Antónimos: desconvenir, romper

    Traducciones
    Inglés: negotiate
    Italiano: negoziare
    Francés: négocier
    Alemán: verhandeln

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=BCAht19XC8Q

    Contexto: Nadie querría quemarse los dedos, pero todos juegan con el fuego; todos, el emperador, el rey, los príncipes, los revolucionarios, crean, mediante este eterno negociar y engañar, una atmósfera de desconfianza.

     

    Almirante

    Definición: Persona que estaba al mando de una armada, escuadra o flota.


    Traducciones
    Inglés: admiral
    Italiano: ammiraglio
    Francés: amiral
    Alemán: Admiral

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=cvHWI7tyu54

    Contexto: La Historia del Almirante fue escrita por Hernando Colón entre los años 1537 y 1539. Pese a las críticas que la han rodeado y el apasionamiento que envuelve todo lo relacionado con Cristóbal Colón o sus adversarios, lo cierto es que sigue siendo una valiosa fuente de conocimiento, tanto para la historia de los descubrimientos colombinos como para los primeros asentamientos españoles en el Nuevo Mundo.

     

    Conquistador

    Definición: Se aplica a la persona o ejército que consigue el dominio y control de una población o de un territorio como consecuencia de una guerra.

    Sinónimos: descubridor, colonizador, explorador, invasor
    Antónimos: invadido, vencido

    Traducciones
    Inglés: conqueror
    Italiano: conquistatore
    Francés: conquérant
    Alemán: Eroberer

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=g41wzoZP4Zc

    Contexto: Después de dominado á esta nación, el conquistador llevó sus armas á otra, y luego á otra, no quedando continente ni isla que dejase de reconocer su autoridad imperial. Pero la misma grandeza de su éxito pesó sobre él, acabando por aplastarle. Sus generales obedecieron á esa ley de los hombres según la cual todo discípulo, cuando se ve en lo alto, debe atacar á su maestro.

    Continente

    Definición: Cada una de las grandes extensiones de tierra separadas por los océanos.


    Sinónimos: hemisferio, región, territorio

    Traducciones
    Inglés: continent
    Italiano: continente
    Francés: continent
    Alemán: Kontinent

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=XAhTt60W7qo

    Contexto: Con un sabor a todos los soles y los mares, España te recoge porque en ella realices tu majestad de árbol que abarca un continente.

    Descubridor

    Definición: Persona que ha descubierto tierras o rutas desconocidas


    Sinónimos: explorador, inventor, investigador, creador
    Antónimos: encubrido.

    Traducciones
    Inglés: discoverer
    Italiano: scopitore
    Francés: découvreur
    Alemán: Entdecker

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=pJzgmzzx6Kc

    Contexto: De este matrimonio nacieron tres hijos y una hija, por los cuales ha pasado a la posteridad la descendencia y casa del descubridor y conquistador del Perú, y es la que hoy se conoce en Trujillo con el título de «Marqueses de la Conquista»

    Fraile

    Definición: Hombre que pertenece a una orden religiosa, especialmente una orden mendicante.


    Sinónimos: religioso, monje, hermano, fray
    Antónimos: laico, seglar

    Traducciones
    Inglés: friar
    Italiano: frate
    Francés: frère
    Alemán: Glaubensbruder

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=KjNk_r38g8w

    Contexto: Mis hijos tendrán todos los bienes míos y los de su madre; pero supongo que no pretenderán que su padre se aburra, se haga fraile y se momifique. Mi vida es alegre y voy descendiendo el río sin penas.

    Persuadir

    Definición: Convencer a alguien para que haga o deje de hacer algo.


    Sinónimos: inducir, convencer, mover, inculcar, imbuir, sugestionar
    Antónimos: desanimar, disuadir, fracasar, dejar, abandonar

    Traducciones
    Inglés: persuade
    Italiano: convincere
    Francés: persuader
    Alemán: überzeugen

    Película: http://www.youtube.com/watch?v=iSWA474s6X0

    Contexto: Algunas sencillas técnicas para persuadir a la otra parte en una negociación.